eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

Novedades

Lo último en eñe

Órbita de Miguel Serrano Larraz, una lectura de David Pérez Vega

Órbita, de Miguel Serrano Larraz.  Editorial Candaya. 186 páginas. 1ª edición de 2009.  En enero de 2017 leí Autopsia, la primera novela de Miguel Serrano Larraz (Zaragoza, 1977), publicada en la editorial Candaya. Fue un libro que, como comenté entonces, me gustó mucho. En junio de 2017, vinieron a la Feria del Libro de Madrid por primera vez Olga y Paco, los editores de Candaya. Me pasé a visitarle y compré el primero ejemplar de Réplica que se vendió en la Feria. Hacia finales de septiembre,

Seguir leyendo…

No somos flores de Lucía Marín

La Editorial Nazarí ha publicado “No somos flores”, una colección de relatos que supone el debut literario de la joven escritora Lucía Marín. Hoy en Eñe tenemos el placer de ofrecerte uno de los cuentos que componen el libro. Si además de leer el relato quieres recordar las palabras que nuestro reseñista Santi Fernández Patón dedicó al libro, puedes encontrarlo aquí. ¡Que lo disfrutes!   Sobre la autora Lucía Marín (Granada

Seguir leyendo…

Mañana cruzamos el Ganges de Ekaitz Ortega, una lectura de Santi Fernández Patón

Hace poco leí en el periódico El Salto un artículo en el que, a través de algunas novelas o reediciones recientes, se abordaba cómo «La ciencia ficción se enfrenta al fracking» y, en general, al cambio climático y la cuestión medioambiental. No conocía a su autor, Ekaitz Ortega, bilbaíno nacido en 1983 y residente en Madrid, pero al buscarlo en Google y llegar a su web descubrí que estaba a punto

Seguir leyendo…

El escritor whisky y el lector alcohólico, por Sergio del Molino

“Cuenta un sueño y pierde un lector”, escribió Henry James para disuadir a los jóvenes escritores de pringar sus páginas con ese almizcle que las endulza y estropea hasta volverlas ilegibles. Es un consejo sensato, de los mejores que puede recibir alguien que quiere aprender a contar historias, y mucho más meritorio teniendo en cuenta que fue escrito mucho antes de que Freud se pusiese de moda y muchísimo antes

Seguir leyendo…