eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

Novedades

Lo último en eñe

Buenas noches, dulces sueños de Jiří Kratochvil (Una lectura de Javier Divisa)

BUENAS NOCHES, DULCES SUEÑOS Jiří Kratochvil Traducido por Elena Buixaderas IMPEDIMENTA   Buenas noches, dulces sueños engloba (in mea sententia) varias corrientes literarias, el delirio, el absurdo y el existencialismo de Kafka, el humor, la mordacidad y la hilaridad de las miserias de Kingsley Amis, y el avance aventurero, bohemio y trotamundos de escritores como Stevenson y Twain. Por tanto, no podemos estar ante un libro atrofiado y anquilosado en

Seguir leyendo…

La línea del frente de Aixa de la Cruz, una lectura de David Pérez Vega

La línea del frente, de Aixa de la Cruz. Editorial Salto de página. 177 páginas. 1ª edición de 2017. De Aixa de la Cruz (Bilbao, 1988) leí en 2015 su libro de relatos Modelos animales (Salto de página, 2015), un libro del que guardo un buen recuerdo. Cuando en mayo de este año, Pablo Mazo –el editor de Salto de Página– me comentó que después del verano iba a sacar

Seguir leyendo…

Máscara de Stanislaw Lem, una lectura de David Pérez Vega

Máscara, de Stanisław Lem. Editorial Impedimenta. 417 páginas. 1ª edición de los relatos: 1957-1996. Ésta es de 2014. Traducción de Joanna Orzechowska A comienzos del curso 2016-2017 (al ser profesor sigo midiendo los años por cursos académicos) leí Solaris de Stanisław Lem (Lvov, Polonia, 1921-Cracovia, 2006), un libro que realmente me impresionó. Me dio pena no haberlo leído de adolescente, cuando era un gran lector de literatura de género (principalmente

Seguir leyendo…

Apegos feroces de Vivian Gornick, una lectura de Javier Divisa

Apegos feroces (Vivian Gornick)  Editorial Sexto Piso Prólogo de Jonathan Lethem Traducción de Daniel Ramos Sánchez   El aire transparente, el esplendor de la luz, las mujeres llamándose unas a otras, los sonidos de sus voces entremezcladas con el olor de la ropa secándose al sol, todas aquellas texturas y colores tendidos al aire. Me asomaba por la ventana de la cocina con una sensación de expectativa cuyo sabor retengo

Seguir leyendo…