eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

Kintsugi, los trabajos de (des)amor perdidos de Yago Ferreiro

 

¿Quién no ha vivido una historia de amor dolorosa? ¿A quién no le han roto el corazón 200 veces? ¿Quién no se ha sentido morir al ser abandonado? Es hora de expiar el dolor antiguo convirtiéndolo en algo útil: mandándolo a formar parte de una exposición. El escritor y activista cultural Yago Ferreiro hace esta interesante propuesta desde León, con la que busca “recopilar objetos e historias de amor imposibles”.

Ferreiro recibió una beca de creación de la Fundación Villalar para el proyecto artístico-literario Kintsugi, trabajos de (des)amor perdidos, que está llevando a cabo a lo largo de este año. Una parte del proyecto consiste en recopilar objetos relacionados con rupturas amorosas que más tarde formarán parte de una exposición en el Museo de León en 2018. ¿Quieres participar? Sólo tienes que sentarte a escribir tu historia y enviarla junto con el objeto que la identifique, más tus datos (aunque también se admite el anonimato). Entre el 29 de noviembre y el 15 de diciembre, un Buzón de los Corazones Rotos instalado en el Museo del León acogerá todas las historias y objetos. Los participantes locales pueden llevarlos personalmente, y los que vivan fuera deberán enviarlos por correo al Museo de León: Plaza de Santo Domingo, 8, 24002 León. La idea de Ferreiro es recuperar los objetos a través del kintsugi, una milenaria técnica japonesa de reparación con la que se arreglan las piezas rotas con oro.

Más detalles: debe ser una historia de ruptura, pero no necesariamente amorosa. Los objetos no se devolverán en ningún caso, lleguen o no a formar parte de la exposición (no será posible incluir todos), pero todas las historias son importantes: Yago Ferreiro se compromete a hacer una catalogación exhaustiva de cada una de ellas y de ir contando los avances a través de las redes sociales. También se puede enviar la historia por e-mail a la dirección hello.pierrot@gmail.com, así como cualquier duda que te pueda surgir. Se admite todo tipo de objetos, pero si crees que el tuyo es muy frágil, grande o valioso, antes de enviarlo al Buzón de los Corazones Rotos adviértelo por e-mail. Tu historia debería ser corta y concisa, y es muy importante que añadas un título, las fechas de la relación y el lugar, ciudad y país donde sucedió. Con ella, Yago Ferreiro construirá “un mapa afectivo de tu objeto que cobrará sentido en la futura exposición”.

Suena tentador, ¿cierto? Y sobre todo, liberador. Anímate a participar y acabar de una vez por todas con aquella historia imposible. O a revivirla en el proceso, si es que queda rescoldo.

Mira el evento en Facebook 

 

Imagen: Yago Ferreiro (Fotografía de Vega)

Página web de Vega

Deja tu comentario

Tu email no será público