eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

Bases del Premio Cosecha Eñe 2017

El plazo para presentarse al Premio Cosecha Eñe 2017 ha finalizado. ¡Muchísimas gracias a todos los participantes!

 

Por duodécimo año consecutivo, y con el fin de reunir la mejor cosecha de relatos del año, Eñe. Revista para leer convoca el premio Cosecha Eñe 2017, con arreglo a las siguientes bases:

Primera. Pueden participar escritores de cualquier nacionalidad que escriban en español, sin distinción de edad ni trayectoria. La temática es libre y el premio está abierto tanto a escritores inéditos como consagrados.

Segunda. El premio queda reservado a los miembros del Club Eñe, formado por aquellas personas suscritas a la revista, que tiene las siguientes ventajas adicionales: regalo de la bolsa oficial de Eñe, 5% de descuento en todas las compras en La Fábrica (en librería y online), 5% de descuento en el Restaurante La Fábrica, invitación a actividades culturales restringidas, tales como la inauguración de PHotoEspaña, información anticipada sobre novedades y precio reducido en el abono del Festival Eñe. Puedes suscribirte a la revista pinchando aquí.

Tercera. Cada autor puede presentar un relato solamente. El relato debe ser original e inédito (no publicado en papel), y no puede haber sido premiado ni hallarse pendientes de fallo en cualquier otro certamen, entendiendo que el hecho de presentarse a Cosecha Eñe implica que cumple estas condiciones. Al tratarse de un certamen de narrativa, no se admiten poemas ni ilustraciones incorporadas al texto.

Cuarta. El relato que se presente debe estar escrito en español, y no puede superar las 3.500 palabras ni ser inferior a 2.000. Asimismo, debe estar identificado con un título y firmado con un seudónimo, nunca con el nombre real del autor. Se establece una única modalidad de envío: a través del formulario on-line alojado en la página web de Eñe (www.revistaeñe.com y www.revistaparaleer.com), en el apartado del menú titulado “Cosecha Eñe”, que debe ser completado por el propio participante. En el mismo formulario se encuentra una plica electrónica que el autor debe rellenar con sus datos personales: nombre y apellidos, país de residencia, correo electrónico, teléfono y pequeña biografía. Si el relato se ha recibido correctamente, aparecerá en la pantalla un mensaje de confirmación inmediatamente después de dar al botón de “enviar relato”. Este mensaje es la garantía de que todo el proceso ha transcurrido sin problema. Cada autor debe asegurarse de estar suscrito a Eñe antes –y no después– de realizar el proceso de envío del relato, pues solo así tendrá la seguridad de que su relato será admitido a concurso.

Quinta. El jurado elegirá diez relatos como ganadores del premio, todos los cuales serán publicados en la revista Eñe de otoño de 2017, en el número especial dedicado a la Cosecha Eñe 2017.

Sexta. El jurado concederá un premio de 1.000€ al relato que haya obtenido un mayor número de votos entre los diez ganadores.

Séptima. Como cada año, los organizadores aseguran la calidad del premio con un jurado de prestigio, formado por reconocidos escritores, editores o críticos, más el director de la revista Eñe, Luisgé Martín.

Octava. No podrán presentarse a esta edición del premio los ganadores ni los finalistas de las tres últimas convocatorias (2014, 2015 y 2016). En caso de hacerlo, el jurado se reserva el derecho de retirar sus relatos de concurso.

Novena. El fallo del jurado se dará a conocer en un acto público convocado a tal efecto a partir de septiembre de 2017. Asimismo, se comunicará dicho fallo a todos los participantes por e-mail, con una notificación que se enviará al correo con el que se han inscrito en el concurso.

Décima. La admisión de originales finaliza el miércoles 31 de mayo de 2017 a las 23.59h (hora española). Todo relato presentado dentro de este plazo lleva implícito el compromiso del autor de no retirarlo antes de hacerse público el fallo del jurado.

Undécima. Los diez autores seleccionados ceden los derechos de publicación y difusión de los relatos premiados a la revista Eñe, garantizando por anticipado que no tienen comprometidos dichos derechos. Transcurrido un año desde el fallo del premio, los autores recuperan todos los derechos sobre sus textos y pueden por tanto incluirlos en otras publicaciones tales como libros, recopilaciones y colecciones. La revista Eñe se reserva el derecho a publicar los relatos premiados en posteriores antologías o reediciones.

Duodécima. El hecho de presentar un relato significa la aceptación por parte del autor, total y sin reservas, de las presentes bases.

16 Discussions on
“Bases del Premio Cosecha Eñe 2017”
  • Estimados representantes de Cosecha Eñe:
    Quizá les parezca una obviedad, pero igual quiero sacármelo de encima: en el acápite cuatro de la bases del concurso Consecha Eñe 2017, en la parte final, mencionan que los autores deben estar suscritos a la revista Eñe antes de enviar el cuento. Esto quiere decir que, de alguna forma, para participar hay que pagar, en mi caso serían de 70 euros ya que no vivo en Europa, más allá de recibir las cuatro revistas anuales cuya calidad es excelente. ¿Es esto así? Quedo a la espera de su respuesta. Buen día. R

  • Sacarse algo de encima es un anacoluto. Nadie se saca nada de encima, esta es una expresión argentina que como tantas procedentes de allá atentan contra el sentido del lenguaje. Uno se saca las cosas de adentro, no de encima.

    • Mayor de Spain, eres un flipado. Cuando alguien saca una foto, expresión española donde las haya, no la saca de dentro de nada, ni de la cámara, ni del móvil, sino que duplica una imagen externa. Y como esta hay mil expresiones que mutan el significado original de las palabras. Si allá dicen sácarse algo de encima, es porque su idioma ha evolucionado de manera diferente, y tiene el mismo significado que quitarse algo de encima, como decimos aquí.

      • Romero, yo no creo que seas un flipado, creo que eres una especie de tarado, un botarate inculto que es capaz de escribir “sácarse” (sic, con acento en la primera a). Yo flipo pero tu asqueas la lógica del lenguaje. En fin, no sé cómo pierdo el tiempo en contestar a un pobre diablo como tú. Sacarse una cosa de encima es, en buen español, literalmente imposible. Vete a los clásicos y búscame uno que use el verbo sacar en ese sentido. Por cierto, la idea no es mía sino de Macedonio Fernandez, que era argentino y que reprobaba ese uso.

    • Menor de Argentain:
      Creo que criticar un sentimiento es sólo un punto de vista.
      Lo importante es saber que lo único que hacen los argentinos al sacarse de encima las cosas no son un atentado al lenguaje.
      Es muy importante sacarse la pata del opresor que aplasta tu humanidad y tu dignidad arriba tuyo obligándote luego que hagas cosas que atentan a la libertad.
      Tuvimos un gran hombre que nos dejo esta sentencia:
      “SEAMOS LIBRES Y QUE LO DEMÁS NO IMPORTE NADA”.

      • Basilisco, saca las patas del lenguaje y aprende primero a escribir y después a redactar, tío. Sin acritud, desde arriba tuyo (sic), te saluda Romerales, un tio que ha evolucionado de manera diferente y ya escribe y razona como un chimpancé, con perdón para la clase chimpancé.

        • Que curiosa es la naturaleza humana, querido Mayor De Spain. ¿No le parece? Observe, por ejemplo, como alguien a través del nombre anónimo (Mayor de Spain) es capaz de volcar toda su frustración en los comentarios de un concurso literario. No es necesario que insulte, que desprecie, que arremeta con esa soberbia, que utilice el lenguaje para escupir. Sáqueselo de encima compañero y viva libre de ese miasma que le devora la cabeza.

    • Estimado Mayor de Spain, tu equivocación sería disculpable si no la hubieras acompañado de tantos y tan injustificados insultos y sarcamos y si no la hubieras sostenido después con tamaña contumacia. Son varias las acepciones que el Diccionario de la Real Academia Española indica para el verbo “sacar” que no se corresponden con la acción de extraer algo del lugar donde estaba metido o contenido. No sólo “sacar una fotografía”, sino por ejemplo “sacar de banda” en el fútbol, “Va a sacar Nadal” en el tenis, “sacarle” a alguien un parecido, o un mote, o una falta, e incluso, sí, querido amigo, librar a alguien de algo (acepción 24ª), como quería Ramírez librarse de su duda sacándosela de encima. Yo no voy a decir de ti que eres un botarate, un simio o un flipado: sí voy a decir que vas sobrado de soberbia, que ya es pecado bastante y que en este caso, además, no hay razón alguna que te lo permita, porque estás equivocado de medio a medio y tu rabotada, me temo, está provocada no por el celo en la defensa del idioma, sino por el desprecio a Argentina y a sus naturales. El respeto por el idioma es importante, pero el respeto por las personas lo es incluso mucho más. Por si acaso, desde este mismo momento te informo que, en el caso probable de que me respondas con una catarata de injurias, no voy a contestarte: ya estarás tú mismo aportando a la concurrencia información bastante sobre tu catadura como para que se necesite mi apostilla.

  • Estimados,

    Entonces, ¿ustedes que andan buscando: la mejor cosecha de relatos del año o incrementar el número de socios? Lo digo porque ambas cosas figuran en sus bases y me parecen incompatibles.

    • Bien visto, compañero. En realidad, lo que está haciendo La Fábrica con este otrora interesante premio es lo que hacen las editoriales de otras revistas cuando prometen a sus nuevos suscriptores que participarán en el sorteo de algún regalo molón como, por ejemplo, un smartphone, un llavero-linterna o un viaje a Benidorm. Teniendo esto en cuenta, me temo que la calidad de los relatos que se reciban no rayará a mucha altura (los escritores “de verdad” no estamos acostumbrados a que se nos exijan peajes ni gabelas y tendemos a rebotarnos cuando se nos plantean arbitrios semejantes) y que la adjudicación del premio habrá de llevarse a cabo, como en el caso del smartphone, etc. por sorteo, si es que no se declara desierto, en cuyo caso el negocio será redondo para la organización. Descanse en paz el premio Cosecha Eñe.

  • Gracias a Eñe por dejar expresarme libremente.
    Creí que el idioma era internacional y entonces aceptado en sus modismos regionales.
    Iba a participar en el concurso pero me doy cuenta que me han endilgado un parentesco que no tengo (tío).
    No estoy conforme con el trato recibido haciendo comparaciones tontas o estúpidas acerca de ser o no ser un ser humano, o saber escribir o no, o saber si la tiene larga o no, por supuesto, a la lengua.

  • Se puede limitar la participación a un certamen de muchas maneras, y premiarse de otras tantas. Que el corte de este año sea de carácter económico, además de dar bastante pena, deja en evidencia cual es el interés de los organizadores. No cuenten conmigo para semejante circo.

  • EStimados, muy NUTRITIVA la charla entre ustedes pero al fin no me dicen si puedo o no mandar mi escrito. Desde ya, no se como mandarles los euros y si en definitiva debo asociarme o no a su revista,
    Esperando una respuesta los saluda cordialmente: ALICIA DANESINO-POETA DE ARGENTINA

    • Estimada Alicia: Sí, como explican las bases el premio está reservado para miembros del Club Eñe, es decir, para suscritos a nuestra revista. Un saludo cordial.

  • Quiero participar del concurso pero no puedo pagar los treinta euros porque estoy en el paro. Soy de Logroño y me apena, la verdad.

Deja tu comentario

Tu email no será público