eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

El juicio final

La escritura como enfermedad autoinmune, por Sergio del Molino

Las enfermedades autoinmunes son un enigma. Tal vez toda enfermedad lo sea, y así se plantea desde la medicina, como una historia de detectives, pero lo autoinmune tiene algo más extraño y devastador: es el propio cuerpo el que se ataca a sí. Un anticuerpo producido por el organismo para enfrentarse a una amenaza externa es reconocido por el propio cuerpo como una amenaza, y lucha contra él. A cañonazos

Seguir leyendo…

Escritor, y sin embargo, persona, por Sergio del Molino

Esta semana se me ocurrió comentar en mi muro de Facebook lo incómodo que me hacían sentir las hogueras de inquisidores que llevaban años prendiendo en torno a la figura de un escritor español muy famoso que acaba de sacar nuevo libro, lo que provocó varias reacciones esperables y alguna que otra extemporánea. La cuestión era que en ciertos ambientes ha cundido el lugar común de llamar franquista a ese

Seguir leyendo…

Los libros de Claudia, por Sergio del Molino

Claudia tiene un blog titulado Los libros de Claudia (https://librosdeclaudia.wordpress.com/), donde comparte comentarios de sus lecturas, como hacen tantos otros lectores que devienen críticos, reseñistas y (horror de palabra) prescriptores. Son los que hacen la puñeta a la crítica profesional, los que cuestionan el criterio y la autoridad sacerdotal de los suplementos de los sábados y los nuevos niños mimados de los gabinetes de prensa de las editoriales. Claudia, a

Seguir leyendo…

Arturo Barea vuelve a Lavapiés, por Sergio del Molino

Me da mucha rabia no estar en Madrid este sábado, pero la vida me lleva mucho más al norte, desde donde dedicaré unos pensamientos a Lavapiés, donde me gustaría estar. A las 10.30 de la mañana de este 4 de marzo sucederá algo muy importante que probablemente pasará medio desapercibido, como todas las cosas importantes. A esa hora, la alcaldesa Manuela Carmena presidirá la inauguración de la plaza Arturo Barea,

Seguir leyendo…

San Machado, por Sergio del Molino

  Hoy es 23-F y sufriremos la cada vez más pálida y desganada metralla de memorabilia de tricornio y tiros, pero ayer fue 22 de febrero, un día que pasa inadvertido en el calendario. Este artículo debería haber aparecido ayer, pero yo salgo aquí los jueves, por aquello del rito y la periodicidad, así que predico a destiempo, con un día de desfase, como si escribiera desde el espacio exterior.

Seguir leyendo…

Terroristas contra el tiempo, por Sergio del Molino

Esta semana me he enterado de la existencia y disolución del Fonacon, el único grupo (¿guerrillero? ¿terrorista?) al que podría haberme unido. Fonacon es acrónimo de Front d’Opposition à la Nouvelle Année (Frente de Oposición al Año Nuevo), una organización francesa que se dio a conocer el 31 de diciembre de 2005, en que se levantaron (¿en armas?) para impedir la llegada del año 2006. Fracasaron en su empeño, pero

Seguir leyendo…

Déjese querer por una loca, por Sergio del Molino

(Tomo prestado el título de una canción magnífica de La Costa Brava) Si el otro día me explayé sobre un programa de libros que crea desafección cultural, hoy quiero escribir sobre una mujer que hace justo lo contrario que aquel espacio: demostrar que la literatura está viva y vibra. Se presentó como un poco loca, y quizá lo estuviese, pero a mí los locos me parecen una compañía estupenda, siempre

Seguir leyendo…

No me convenzes, ni con Z ni con C, por Sergio del Molino

Había leído y escuchado a tanta gente cabreada por Convénzeme, con Z de Zweig, el programa de libros de Mercedes Milá en Mediaset, que me vi tentado de comprobar si era tan irritante como decían. Y la verdad es que no lo es, y eso no es bueno para el programa, si se hace caso a su manifiesto fundacional, expresado por la propia Milá: “No queremos escritores, ni editores, ni

Seguir leyendo…

Qué hace una china como tú en un desierto como éste, por Sergio del Molino

Sanmao no es Mao hecho santo súbito, sino una escritora china (taiwanesa) que, en los años setenta, acabó en El Aaiún, capital del entonces Sáhara español. Estaba casada con José, un madrileño que la siguió por amor hasta el culo del mundo. Tras la Marcha Verde de 1975, la pareja escapó a Gran Canaria, donde vivieron unos pocos años más, hasta que José, aficionado a bucear, murió ahogado en una

Seguir leyendo…

Dominio público, por Sergio del Molino

La verdad es que no sé si han pasado ya o van a pasar a partir del 1 de enero, que sería lo lógico, pero, sea como fuere, es cosa hecha. Según la ley de propiedad intelectual de 1879 (la vigente es de 1987, pero no afecta al legado de autores muertos antes de ese año), las obras de los escritores españoles fallecidos en 1936, un buen año para morirse,

Seguir leyendo…