eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

El juicio final

El Nieto del Che Guevara, por Sergio del Molino

Con Fidel Castro muerto y Cuba en el filo del cambio, aparecen dos libros y una figura que pueden ayudar a comprender Cuba y el simbolismo de Cuba en el mundo. La casualidad hizo que se lanzasen en octubre, pocas semanas antes del deceso de Fidel y de que todos los ojos se volvieran hacia La Habana. Canek Sánchez Guevara fue, como su segundo apellido indica, el nieto del Che

Seguir leyendo…

Un reality literario, por Sergio del Molino

Como estoy seriamente trastornado, he aceptado ser jurado de una locura que se celebra hoy en Madrid (en el espacio MINI Hub, en la calle de La Palma, 10): unas Batallas literarias. Hace tiempo que echamos de menos el nervio y la espectacularidad de los realities de la tele en la literatura. Pues bien, esto será como Master Chef, pero con ordenadores y textos en vez de cocinas. ¿Quién dijo

Seguir leyendo…

Una tarde con Fray Luis, por Sergio del Molino

Como no aspiro a ningún cargo público, no reniego de los privilegios cuando me los ofrecen, y hace unas semanas me hicieron un regalo que arruinaría mi carrera política, si la tuviese, por lo exclusivo, elitista y privado del asunto. No me regalaron corbatas, ni trajes, ni bolsos de Louis Vuitton, ni tarjetas black. Fue mejor que todo eso. Tenía que participar en un coloquio a la Universidad de Salamanca,

Seguir leyendo…

Y de pronto, sin aviso, la literatura, por Sergio del Molino

Que la literatura está en los desvíos, salas de espera y distracciones es algo que nos cuesta mucho entender y que demasiados escritores no llegan a entender nunca. Si la persigues, se escapa, y si no la esperas, te domina. Nunca hay que subestimar un libro menor. En ellos he vivido algunas de mis mejores epifanías de lector y me han salvado de ser un cínico con los ojos encallecidos.

Seguir leyendo…

Mi abuelo se entendía con su abuelo, por Sergio del Molino

“¡Mi abuelo sólo hacía caca!”, gritaba desesperado el Doctor Fronkonsteen al comienzo de El jovencito Frankenstein, la genialidad de Mel Brooks. Al doctor Frederic Frankenstein le horrorizaba tanto el legado de su antepasado que se cambió el apellido. Era raro esto. A los abuelos no se los rechaza, al contrario que a los padres. Con los abuelos no tenemos conflicto porque no nos educan directamente. La relación natural (o la

Seguir leyendo…

Francia contra Francia, por Sergio del Molino

No voy a hacer una reseña, no voy a hacer una reseña, no voy a hacer una reseña. Me lo repito tres veces para convencerme, porque quien me conoce sabe de mi reticencia hacia el género reseñil. Yo comento libros, a menudo como excusa para hablar de otras cosas, pero no los critico. Es decir, no los analizo ni los evalúo a la luz de una teoría literaria con la

Seguir leyendo…

Los tiempos no han cambiado porque ya cambiaron, por Sergio del Molino

¿Qué se puede decir sobre el affaire Dylan que no se haya escrito ya? Quizá algunas notas que he echado de menos en estos días de furia y pasión. Si me permiten, procedo por puntos, como un parlamentario pedante: Un premio que cada año inspira debates encendidos capaces de poner en cuestión amistades y que en algunos casos pueden llegar al insulto y al desafío personal es un premio vivísimo,

Seguir leyendo…

Ensayos para perderle el miedo al ensayo, por Sergio del Molino

El curso ha empezado con un puñado de ensayos muy interesantes que podrían servir para que el lector común (¿qué diablos será eso del lector común?) pierda el miedo a ese género que los libreros suelen colocar en la planta de arriba o al fondo, bajo la escalera, para que no bastardee las mesas de narrativa. Ese género que asusta a los propios editores especializados en él y que, según

Seguir leyendo…

My generation, por Sergio del Molino

Yo no creo en generaciones, ni literarias ni de las otras. No creo que compartir fecha de nacimiento, año arriba o año abajo, hermane más que comprar la ropa en la misma cadena de tiendas o ver el mismo canal de televisión. De hecho, las afinidades generacionales suelen basarse en comprar la ropa en la misma cadena o ver el mismo canal de televisión. Pero la sensibilidad es algo más

Seguir leyendo…

Contra la solemnidad, por Sergio del Molino

«Es imposible que te pase nada malo al lado de Max. Pero no porque te pueda salvar de mil peligros, sino porque él los ha vivido mucho peores. Pobre de quien tosa en su presencia y se queje de un catarro otoñal, porque ahí llegará Max para hablarle de cuando cogió la hepatitis A en la India. Pobre de quien manifieste que está preocupado porque no llega a fin de

Seguir leyendo…