eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

Blogs

Campaña de fomento de la lectura, por Sergio del Molino

Leer no te hace mejor que nadie. Leer no te cura de ningún fascismo. Leer no te hace ser mejor padre, mejor hijo, mejor amigo ni mejor amante. Leer no sirve para triunfar en nada, ni siquiera para triunfar en la literatura. Leer, lo saben los padres más sensatos, es una pérdida de tiempo. Leer siempre está bien, sea cual sea el libro, ¿no?, me preguntó una periodista en la

Seguir leyendo…

Escritores sin pensión, por Sergio del Molino

Se armó una gorda (o una mediana, que en países menos histéricos que el nuestro sería gorda) cuando el Parlament de Cataluña publicó el patrimonio de sus diputados y se descubrió que el cantautor (y autor literario, con novela en Seix Barral editada en 2014) Lluís Llach tenía 9,4 millones de euros. Luego se corrigió esta cifra. A alguien en el Parlament se le había ido el dedo y el

Seguir leyendo…

El futuro más viejo, por Sergio del Molino

Que el futuro es viejo lo saben los adoradores del steampunk, esa fantasía victoriana que a mí me resulta muy incómoda, con tanto humo, tanto vapor y tanta moqueta. En Europa han vivido entre humo y moquetas durante doscientos años, y no sé cómo lo han aguantado. La idea de volver a un mundo (o de avanzar hacia él, en forma de futuro distópico) donde la gente vuelva a fumar

Seguir leyendo…

Monógamos contra poliamorosos, por Sergio del Molino

Creía que esta temporada se llevaba el poliamor, la forma posmo de nombrar lo que nuestros abuelos anarquistas llamaban amor libre. Un amigo escritor está a punto de empezar una especie de movimiento político que saque del armario a las parejas poliamorosas, que sólo se polinizan entre sí, pero pueden picar en todas las flores que quieran. A mí me gustaba más cuando se llamaba amor libre. Poliamor suena a

Seguir leyendo…

Madres que no leen, por Sergio del Molino

En mi último programa de radio hablé con Gabriela Ybarra de su novela El comensal. Mi madre escuchó el podcast (no sé cómo lo hace, es prácticamente ágrafa en temas de internet, pero se lo baja, muy moderna ella, y se lo escucha cuando le apetece; a mí me gustaría que lo escuchara en directo por aquello de contribuir al EGM, pero es genial que se lo baje). Tiene muy

Seguir leyendo…

La lectura como resistencia, por Sergio del Molino

«Del amor hay que decir: es inmoral, es impolítico, es materialista. Y sin embargo, el conocimiento de la bondad, la posibilidad del cambio social, la experiencia misma de los números —como formas del espíritu— dependen del hecho irreductible o inexplicable de que dos criaturas que no se conocen se reconozcan a lo lejos y atraviesen un desierto o una multitud para unir un instante sus bocas para siempre.» La cita

Seguir leyendo…

Hagan sus apuestas, por Sergio del Molino

Ludópatas patológicos al margen, hay dos tipos de jugadores: los conservadores y los atrevidos. Los primeros juegan a lo probable; los segundos, a lo improbable. Estos me caen mejor. Los primeros son novelistas convencionales (diseñan una situación plausible ante la que el público asiente con un «podría pasar»), mientras que los otros son vanguardistas (rompen la verosimilitud, hacen que el público reniegue con un «ni de coña»). Los primeros son

Seguir leyendo…

Vendimia de padres, por Sergio del Molino

Los bodegueros vendimian ahora el vino que beberemos el año que viene y los escritores con hijos escribimos ahora los libros que leerán el año que viene. ¿No escuchan el tronar de las teclas? Decenas de ordenadores trabajando a destajo, acumulando caracteres con espacios, inflando bytes de documentos de Word. Felices, productivos, insaciables. Nuestros hijos empezaron el colegio hace unas semanas. Se nos ha concedido algo que nos niega el

Seguir leyendo…

El estándar Carmen, por Sergio del Molino

En 2008 yo tenía un libro a medio escribir que pensaba que no me iba a publicar nadie. No esperé a terminarlo y, con la osadía de la idiotez, enseñé lo que llevaba escrito a un editor pequeño pero apañado que tenía una colección de ensayo donde podía encajar. El editor no solo no me echó a patadas, como yo esperaba, sino que me preguntó cuándo podía entregar el manuscrito

Seguir leyendo…

Lolita sexagenaria, por Sergio del Molino

Decir que Lolita cumple sesenta años es como un insulto. Lolita no puede cumplir sesenta años. Cuando Humbert Humbert se reencontró con ella al final del libro, casada, hecha mujer y fracaso suburbano, ya no era Lolita. Pero Lolita ha cumplido sesenta años. Se publicó en 1955. Ya puede prejubilarse. No me voy a poner pedante. No voy a contar lo que significa ese libro para mí, lo que sentí

Seguir leyendo…