eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

Escribes

La madre de mi hermana, por María Laura Bech

Murió la mujer de mi padre. Hace tiempo yo la apreciaba, en verdad la quería, pero un día discutimos y me echo de su casa. Fue una pelea telefónica, de manera que solo nosotras sabemos lo que pasó en esa conversación. Cuando mi padre empezó a averiguar qué había ocurrido, muy a su estilo, como si no quisiera saber. Ella dijo «le pedí que no viniera de visita por un

Seguir leyendo…

Doble mortal, por Gloria Plaza Medina

Soy rumana, me llamo Nadia. Mi madre me puso este nombre por la gimnasta Nadia Comaneci; tres medallas de oro en los olímpicos de Montreal, la primera mujer en conseguir el doble mortal de espaldas al salir de un ejercicio. Mi madre siempre decía que yo, al igual que ella, había venido a este mundo a hacer grandes cosas. Si me viera ahora… Tengo una pistola en una mano y

Seguir leyendo…

Mamá mandala, por Karla Chaves Carrillo

Hay ilusión de saber que en pocos instantes la vida surja de mí No como un producto hecho, terminado, embalado y enviado Sino más bien, como surge casi siempre la vida En pequeñas dosis, en chispas de polvo de estrellas que se juntan con sal del mar de las lejanías Y alguna sustancia color estridente del Universo Tengo la sensación de que han empezado a juntarse líquidos En diminutas porciones

Seguir leyendo…

Para Gala, de Marta Parreño

No eres más que un trozo de piel y huesos acurrucado entre mis vísceras. Un pedazo imperfecto de vida sin apenas rostro humano. Para alimentarte me robas la comida. Para crecer deformas mi cuerpo. Y para demostrar que no estás a gusto me haces daño. Cuando nado me cuesta respirar y cuando camino me duele la espalda. Por las noches no me dejas dormir. A veces te mueves tanto que

Seguir leyendo…

Escribes: premiamos tus textos

El número 40 de Eñe. Revista para leer se llama Madres y madres. A los escritores que colaboran en él con sus relatos y poemas les pedimos justo eso: habladnos de madres, y también de madres. Pero queremos que la revista impresa viva en la revista digital, así que ahora te proponemos a ti que Eñe continúe en tu escritura. Esperamos tus escritos —no importa el género, no importa si

Seguir leyendo…

  • 1 5 6