“La incertidumbre es gris”, un cuento de Ana Santamaría

La vida no vale nada. Lo ha escuchado muchas veces. Alguien lo acababa de decir ahora en la sala de urgencias del hospital. Ha ido sola. El hospital: una mole de los años setenta, atestada de caras desconocidas, con olor a enfermo, con runrún desalentado. ¿Por qué allí? Ha atravesado al otro lado de la ciudad, donde le gusta perderse para ser una mujer despojada de apellido y de identidad.

Seguir leyendo…