Ecuador y el filo de la novela, por Juan Bautista Durán

  Meses atrás, a propósito de Bogotá39 y la publicación del libro compilatorio, la escritora ecuatoriana Mónica Ojeda preguntaba al auditorio de la librería La Central quién conocía a otros escritores de Ecuador. Era una pregunta retórica, no esperaba —era poco probable que alguien lo hiciera— la respuesta de nadie. Quería poner en relieve la labor de las editoriales independientes aparecidas en lo que va de siglo al apostar por

Seguir leyendo…