Género único, por Juan Bautista Durán

Qué agobiante la espera, pensaba el Gran Escritor, menos mal que traigo la prensa. La tenía abierta en una página interior, doblada en dos, según desviaba la vista de un lado a otro de la estafeta de Correos, pendiente del chisporroteo de los números en la pantalla. Estas nuevas tecnologías, parecía decir, no arreglan nada del todo, sólo nos confunden; y la pantallita esa encima no se ve bien. Se

Seguir leyendo…