eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

Etiqueta El juicio final

Eñe 41. Leed, leed, malditos

Este número de Eñe contiene historias sobre bibliotecas e historias sobre librerías. Así lanzamos el reto a nuestros autores: que al leerlo se despierten, aún más, las ganas de leer. Este número de Eñe, entonces, contiene historias sobre quienes disfrutan más de la lectura que del sexo, y sobre quienes recuerdan cómo el sexo resquebraja lo que la literatura unió. Historias, también, en las que un libro nos cambia la

Seguir leyendo…

Ego(gle), por Cristina Fallarás

El escritor ha acabado por admitir que se aburre cuando escribe, y esto es nuevo, oh, qué cosas, hay que ver qué cosas suceden en estos tiempos. Sentado ante la pantalla vuelve a teclear su nombre y pasa la lengua sobre el azul de la G de la palabra Google. Sopesa la posibilidad de una trama social. Una trama social resulta una idea tan fácil que vuelve a aburrirse mientras

Seguir leyendo…

Usted y yo en una burbuja, por Cristina Fallarás

Alguien me advierte de que la idea de una librería pertenece al pasado. Sé que vivo en el pasado. Yo vivo en el pasado igual que usted. No sé si tengo capacidades para el futuro. ¿Cómo decirlo?, no sé si tengo aptitudes. Sin duda, el libro también pertenece al pasado y tampoco tiene aptitudes. El libro como objeto industrial, fruto industrial, actitud y aptitud industriales. El libro, la librería, usted

Seguir leyendo…

Guerrilla desaforada por la supervivencia de las librerías, por Cristina Fallarás

ELIJA UN DÍA DE LA SEMANA Y ENTRE EN UNA LIBRERÍA CADA VEZ QUE SEA MARTES. CREEMOS UNA GUERRILLA. ¿A QUÉ ESPERAMOS? GUERRILLA DESAFORADA POR LA SUPERVIVENCIA DE LAS LIBRERÍAS LIBRERÍAS: MANUAL DE USO Cuando sienta que preferiría no hacerlo, entre en una librería. Cuando quiera sentirse la única persona sobre la tierra, entre en una librería. Cuando no quiera sentirse la única persona sobre la tierra, entre en una

Seguir leyendo…

¡Chupemos los tacones!, por Cristina Fallarás

Acudo a una cita cultural. Se trata de una acción (acudir a una cita cultural) que practico poquísimo o nada. Pero algo me dice que quizás el tiempo de lamer ombligos está llegando a su fin, que dice aquél, y puede también que ya ni siquiera haga falta mantener una conversación. Yo qué sé, una tiene pálpitos, e incluso alguna que otra mala tarde. Inciso: ¿Sobre qué conversan las personas

Seguir leyendo…

Añoranza excéntrica, por Cristina Fallarás

Todo es tan correcto desde hace muchísimo tiempo que no recuerdo el último payaso, el último genio, la última exquisita. Seamos vulgares, piensa y escribe y convierte en tendencia —oh, tendencia, que me quede como estoy— la novelista. Seamos pueblo, humilde guijarro, declama el dramaturgo sosteniendo su tacita de té blanco con su manita de blanca porcelana, no divina porcelana, sino blanca por lavada. Mira el niño hacia la muchedumbre

Seguir leyendo…

Soy palabras, por Cristina Fallarás

Me siento ante el auditorio joven. ¿Para qué sirve escribir?, me pregunta una muchacha. Comprendo lo que veo porque lo enuncio. Soy palabras. El día que quise matar a mi hijita escribí su nombre con la sangre de mis yemas en la pared de un hospital. Y junto al suyo, el mío. Después, arranqué esas cinco baldosas y las lancé al río Ebro. Palabras, mis armas arrojadizas. Sé murmurar la

Seguir leyendo…

La Cultura en pelotas, por Cristina Fallarás

Detesto los deportes, cualquier deporte. Ponga usted por ejemplo una pelota de tenis junto a un ejemplar de cualquier Italo Calvino. Siente a Serena Williams en la misma mesa que Joyce Carol Oates. Son dos idioteces. La razón de ser de la pelota y la tenista circula por una vía paralela y lejanísima a la de los dos autores. Ejercicio cretino. Al grano. Entre 2000 y 2004, y después de

Seguir leyendo…

Presentación con hostia, por Cristina Fallarás

Yo era niña en los años de misa los jueves en el colegio. Cada vez que digo la palabra FRANCO, alguien me lanza una hostia contra el labio del que mana su F (consonante fricativa labiodental sorda). Esto va de hostias, claro. Yo acudía a las catequesis de mi Primera Comunión con Franco vivo y sé que si tú dices FRANCO en cualquier plaza española pongamos un jueves, corres el

Seguir leyendo…

Los libros y el glande del perro, por Cristina Fallarás

La pasada fue una semana puta. Las semanas putas se diferencian de las semanas decentes en que una tiene la sensación de que no hay pasta que cubra toda la oscuridad, la náusea y el hastío que le han metido por algunas de las vías de entrada, o por todas. Me refiero a lo de que todos fueron Charlie y eso. Tres de las penetraciones sufridas la semana pasada continúan

Seguir leyendo…