eñe. Revista para leer

Revista, festival, cosecha, arte y todo lo que es EÑE en Internet

Etiqueta Escribes

La Propiedad Intelectual

Autor: Jesús Granero Nota biográfica del autor: Demasiadas ganas de vivir hicieron que me adelantara y en las navidades de 1980 ya estaba dando vueltas por el mundo. Mitad de un lado, mitad del otro, mi vida jamás conoció estancia única, mi niñez osciló entre Buenos Aires y Tierra del fuego, al sur, muy al sur. Puedo decir que con siete años di mis primeros pasos por segunda vez en

Seguir leyendo…

El autómata de Ramón, por José Luis Barrera

Ramón Gómez de la Serna coleccionaba toda clase de objetos en su torre de la Calle Velázquez, pero las joyas más valiosas eran las muñecas de cera. Se sabe que el escritor tuvo dos: la primera murió de “rotura irreparable” y la segunda, después de que su sexo helado inspiró cientos de greguerías, fue abandonada por amor a un robot. Un contertulio del Café Pombo le contó a Ramón que

Seguir leyendo…

El mundo en cuadros negros y blancos, por Felix Kalhai

Esta es una historia muy antigua… y reciente. Pasó hace milenios y sigue pasando. Al inicio de los tiempos, dos dioses estaban en disputa, uno negro y otro blanco. Ambos querían la tierra para sus escogidos, sin embargo, ellos no podían interactuar físicamente con ellos (por alguna razón se impusieron esa regla), así que su labor quedó reducida a poco más de influir en los actos de sus favoritos. En

Seguir leyendo…

Esta noche hay una fiesta, por Gloria Plaza Medina

Ahora mismo me gustaría desaparecer. Hoy cumplo cincuenta y ocho años y me acabo de enterar de que mi mujer me ha preparado una fiesta sorpresa. Horror. Estoy enfadado. Odio este tipo de cosas. Pero ella cree que con ello me alegrará el día. Es inaudito lo poco que nos conocemos o lo mucho que han cambiado las cosas desde mi enfermedad. Además: ¿qué de bueno puede tener este día?

Seguir leyendo…

206 huesos, por Virginia Mas

Hace siglos de esto. Hace tanto que no estoy seguro de estar siendo fiel a la verdad. Fui un cuerpo. Una persona dotada de músculos y arterias. De complejas conexiones neuronales. Me atrevería a afirmar que hasta de sentimientos. Cubierta por un repugnante tejido adiposo. Que dedicó toda su vida a liberarse de todo aquello que pudiera considerarse una carga. Una tarde vacié en un baúl todas mis vísceras, doblé

Seguir leyendo…

Poema 47, por Sergio Manganelli

Y si el amor no fuera el rebaño apacible de los días, pastando en la licitud de la costumbre y colmando de estiércol los prados de la vida? Si bajo el agua verde y serena de tránsito seguro surgiera el borbollón, perdiendo al débil saltamontes, en las fauces atroces de la insatisfacción y el desaliento? Y si el amor es este gorrión melancólico anidando entre tus pechos, que a pico

Seguir leyendo…

El hermano imaginario, por Ana Guerberof Arenas

(El hermano imaginario, de Ana Guerberof Arenas, es el relato ganador que se lleva una suscripción anual a Eñe. Revista para leer. Recuerda que queremos que la revista impresa viva en la revista digital, así que os propusimos que Eñe continuara en vuestra escritura. El número 43 de Eñe. Revista para leer se titula Desvelados. Hemos pedido escritos —no importa el género, no importa si relato o poesía— movidos por esa contraseña: desvelados. Algo que

Seguir leyendo…

El muñeco Kuniko, por Miguel Llamas Sánchez

Kuniko es un muñeco de trapo. Se formó de polvo de debajo de la cama del matrimonio Sánchez. Los calcetines y las gomas del pelo le dieron consistencia. Los Sánchez, que durante muchos años habían intentado tener hijos, llegó un día en el que tiraron la toalla, y Kuniko nació. La desesperanza, la desidia y la tristeza de la pareja se hicieron materia un día de abril en el que

Seguir leyendo…

Desdoblamiento, por Gema Estudillo

Hoy es ayer y es mañana. La secuencia repetida del mismo instante, condenados en ella a desdoblarnos cada uno en sí mismo en el ancho espacio del tiempo. Idénticos. Iguales. Sin diferencias. La misma piel, los mismos ojos, el mismo puñado de huesos. Una y otra vez desnudo tu cuerpo para llegar a ti, hecho cada vez más ausencia. Cuerpo sin dolor, de ti me nutro, de ti me alimento,

Seguir leyendo…

El hermano imaginario, por Ana Guerberof Arenas

«¿Te parece bien acá? ¿Ya estás filmando? Bueno, es un poco difícil explicar cómo pasó todo. No sé si te voy a contar las cosas medio enquilombadas. Si vos querés que te aclare algo, avisame. Mirá, recuerdo que desde que yo era muy chiquito decía que tenía un hermano gemelo que se llamaba Alberto. Pero yo no tenía ningún hermano, claro, solo tenía dos hermanas mayores que yo: Verónica, que

Seguir leyendo…