Émulo de Tales, un cuento de Gabriel Borsella

De manera imprevista e inoportuna he caído en un pozo. Me duele el coxis. En apariencia no hay síntomas de fractura, tan solo magullones localizados. La barbilla, codo y hombro izquierdo, además del talón de mi pié derecho, que obró de fortuito amortiguador. Ahora bien ¿en qué venía pensando? Verdaderamente, no recuerdo con claridad. Miraba el cielo, eso sí. De allí entonces que no advirtiera la abrupta interrupción del camino.

Seguir leyendo…