Por qué dibujo novelas, por Oscar Grillo

  Lo primero que se me ocurre responder es “no sé”. Haciendo un poco de esfuerzo mental puedo pensar que a mí siempre me gustaron las novelas ilustradas. Recuerdo los sagrados terrores que me provocó ver a una serpiente tratando de comerse a Pinocho cuando tenía cuatro o cinco años y mi padre me leía el cuento. Luego vinieron las novelas de la Colección Robin Hood, que se publicaban en

Seguir leyendo…