Piedra agarrotada, por Juan Bautista Durán

  ‹‹Pueblo de piedras tensas: el campo/ lo sostiene alto en su palma/ de olivares benignos.›› Así retrató José Donoso en su diario de invierno el pueblo turolense de Calaceite, donde a primeros de los setenta compró y rehabilitó una casa del núcleo antiguo. Un bello lugar, cruce de calles empinadas y hiedra trepada a la piedra, por donde su paisano Jorge Edwards lo recuerda andando, ‹‹subiendo escalones de piedra,

Seguir leyendo…