Moravia de Marcelo Luján, una lectura de Javier Divisa

Para las navidades de 1949, el bandoneonista estrella de la orquesta del maestro Alfredo Pegassi había suspendido todas las actuaciones del siguiente trimestre y había reservado un camarote especial en la primera clase del Murray II, trasatlántico gladiador con buenos antecedentes en altamar. Tac tac tac. La memoria siempre opera con vocación de jaula. Tac tac. Y Juan Kosic lo sabía.  El lector sabe que el camino hacia la crónica

Seguir leyendo…